AC Y SUELO

La reducción de la erosión que se da gracias a la implantación y desarrollo de la AC, conlleva un aumento en los contenidos de MO en el suelo, que además de constituir la base del efecto sumidero del C, supone una mejora de la calidad de los suelos, por cuanto libera nutrientes a la vegetación, aumenta la fertilidad química y física, favorece el desarrollo de la estructura o agregados, incrementando así la resistencia del suelo frente a la erosión y favoreciendo la infiltración de agua.

Además, gracias a la capacidad del humus de retener cationes y de adsorber elementos pesados y nocivos, la MO actúa como un filtro para el agua, mejorando su calidad.

Contacto