Noticias

Delegación japonesa interesada en las Buenas Prácticas Agrarias

Delegación japonesa interesada en las Buenas Prácticas Agrarias

Gracias al Proyecto INSPIA de Buenas Prácticas Agrarias, el pasado 26 de junio de 2017, la finca Miguelañez Arribas situada en Escobar de Polendo (Segovia) acogió la visita de un grupo de directivos de la empresa FRONTIER GIKEN CO., LTD, interesados en conocer las ventajas de la Agricultura de Conservación. 

Durante la visita, los participantes mostraron gran interés en conocer las Buenas Prácticas Agrícolas empleadas y los beneficios que la Siembra Directa aporta, entre ellas las ventajas de mantener el suelo con una cobertura permanente.

La implantación de zonas Buffer en los lindes de la finca y próximos a los cursos de agua como medidas de protección del suelo y agua, fue otro de los temas tratados que resultaron de gran expectación por parte de los asistentes.

Se aprovechó el emplazamiento de la finca, tras 18 años en siembra directa, para comparar con la finca contigua en laboreo tradicional, los efectos negativos de la compactación subsuperticial provocada por los equipos de laboreo. Esta compactación dificulta la infiltración del agua, aumentando la escorrentía y por tanto la pérdida de la capa fértil.

Entre las ventajas destacables de la visita se valoró el ahorro de tiempo que se consigue al reducir el número de operaciones y como ello a su vez reduce costes en combustible y mantenimiento de los equipos, a la vez que disminuye las emisiones de gases de efecto invernadero y aumenta la fijación de CO2

Otro punto de gran relevancia fue la rotación de cultivos. Que estimula la actividad biológica y proporciona una fuente de alimento más diversa para los organismos beneficiosos del suelo. La diversidad de cultivos en una equilibrada rotación ayuda a minimizar algunos problemas de malas hierbas, plagas y enfermedades, a la vez que ayudar a mitigar algunos de los riesgos agroclimáticos causados por el monocultivo. Para ello se realizó un recorrido por diferentes parcelas de trigo, cebada, girasol, colza y garbanzo, en siembra directa y laboreo convencional donde se valoró las ventajas de la rotación de cultivos frente al monocultivo.

La última parte de la visita trató sobre la importancia de fertilizar de acuerdo a los requerimientos del cultivo, el uso eficiente de productos fitosanitarios y la gestión de envases para evitar la contaminación del agua. Para ello, se visitó las instalaciones que albergan la maquinaria y equipos, para comentar la importancia de realizar un mantenimiento y regulación periódico de los equipos.

Sin lugar a duda, los asistentes pudieron conocer de forma detallada la labor que está llevando a cabo el Proyecto INSPIA en el uso de Buenas Prácticas Agrarias, así como los beneficios que conllevan la explotación de práctica de Agricultura de Conservación, a la vez que resolver sus dudas e inquietudes. 

Contacto