Fundamentos de la AC

 

La Agricultura de conservación es un sistema de producción agrícola sostenible, que comprende un conjunto de prácticas agronómicas adaptadas a las exigencias del cultivo y a las condiciones locales de cada región, cuyas técnicas de cultivo y de manejo de suelo lo protegen de su erosión y degradación, mejoran su calidad y biodiversidad, contribuyen a la preservación de los recursos naturales, agua y aire, sin menoscabo de los niveles de producción de las explotaciones.

Se fundamente en tres principios:

Supresión del laboreoEliminación de las labores sobre el suelo, para que, al menos, un 30% de su superficie quede cubierta por restos vegetales durante todo el año.
Cobertura vegetal del sueloMantenimiento de los rastrojos en cultivos herbáceos.
Siembra o conservación de cubiertas vegetales entre hileras de árboles en los cultivos leñosos.
Rotación/diversificación de cultivosDe esta forma, se controlan mejor plagas y enfermedades, rompiendo ciclos que se mantienen en monocultivos, además de incorporar cultivos que puedan mejorar la fertilidad natural del suelo y la biodiversidad.

Contacto